Clínica Trevi Medicina y Cirugía estética en Madrid

Masaje facial japonés

El masaje que relaja todos los músculos de la cara y activa la circulación

Un masaje de efecto lifting que trata cara, cuello y escote en el que se tocan todos los músculos de la cara para conseguir una relajación completa, al tiempo de estimular la circulación y la producción de colágeno en la zona.

Desde hace siglos, los masajes faciales y corporales han formado parte de la cultura japonesa, con el paso del tiempo han perfeccionado las técnicas para potenciar los beneficios y conseguir mejores resultados.

¿Qué es el masaje facial japonés?

mejor-masaje-kobido-en-madrid

El masaje facial japonés es una antigua terapia facial de belleza y bienestar que consigue la relajación total de los músculos del rostro y genera un efecto lifting al corregir arrugas finas en la zona, además de ayudar a la producción de colágeno, realizar un drenaje y oxigenar la piel.

Este masaje es un procedimiento muy relajante, que se personaliza en función de los objetivos y necesidades de cada persona. 

¿Cómo se hace el masaje facial con la técnica japonesa?

Para conseguir mejores resultados, es necesario seguir una serie de pasos y protocolos que tienen pequeñas variaciones en función de cada piel y los objetivos que busquemos. En general los pasos son los siguientes:

Para conseguir mejores resultados, se debe primero hacer un análisis de la piel y de los objetivos deseados. Luego se debe proceder a la preparación, el espacio debe estar en las condiciones óptimas para ayudar en el proceso de relajación, con música y aromas relanates y la iluminación correcta. A continuación procedemos a realizar los siuguientes pasos:

1. Limpieza de la piel: Primero se debe limpiar las zonas de la piel que se van a tratar, esto ayudará a que la experiencia sea más relajantes y los productos y protocolos aplicados sean más beneficiosos para la piel.

2. Masaje facial, de cuello y escote: Una vez que la piel este limpia y preparada para trabajar, empezaremos la terapia de masaje 100% manual de una hora. Desde el cráneo hasta el escote, pasando por la cara y el cuello. Se deben tocar todos los músculos faciales para conseguir relajarlos, al mismo tiempo con movimientos repetitivos de los dedos, se consigue estimular la recolagenización y la circulación. 

3. Mascarillas específicas: Luego de finalizar la sesión de masaje, y aun estando en un estado de relajación absoluta, se aplica un protocolo dermocosmético que ayude a calmar la piel y potenciar los beneficios del tratamiento. Este protocolo se aplica en forma de mascarilla que varía en función del tipo de piel y se deja actuar aproximadamente 10 o 15 minutos.

4. Hidratación profunda: Luego de retirar la mascarilla, procedemos a la aplicación con un suave masaje circular de un sérum o crema específicos para hidratar la zona tratada, esto aportara luminosidad y dejara la piel con una sensación fresca y saludable.

¿Cuándo hacer un masaje facial?

Este tipo de masaje tiene dos beneficios principales, conseguir un estado de relajación extraordinario que ayuda a liberar estrés y beneficios puntuales para nuestra piel que ayudarán a su mantenimiento.

Este tipo de tratamientos se recomienda al menos cuatro veces al año, pero se puede realizar cuantas veces sea necesario. 

Image by Emiliano Vittoriosi

¿Cuánto dura el tratamiento de masaje japonés facial?

El masaje japonés facial tiene una duración aproximada de 60 minutos, pero el tratamiento dura unos 90 minutos en total, ya que se deben aplicar los protocolos iniciales y finales, así como realizar un estudio de la piel antes de empezar.

Medicina-estetica-en-Madrid